Comer fuera

Cuando un celíaco se ve en la necesidad de comer fuera del hogar, en comedores, restaurantes, hoteles.... es habitual que se encuentre con el desconocimiento que la población en general tiene sobre la enfermedad celíaca, sobre la dieta sin gluten, o sobre la contaminación. En este caso al celíaco se le puede plantear la duda sobre si el menú que debe consumir supone una transgresión a la dieta.

  • Si la asistencia a un restaurante, hotel… se conoce con suficiente antelación, es aconsejable contactar antes para saber si contemplan menús o platos aptos para celíacos, si conocen la enfermedad, la dieta, y si se tiene en cuenta la contaminación cruzada. Improvisar un plato apto puede ser en ocasiones una opción compleja.
  • Si se acude de improviso, no debe dar reparo recabar toda la información posible de camareros, cocineros, "maître", sobre los alimentos que se pretenden consumir, su forma de elaboración y manipulación, y cómo se sirven. Advertir de la condición celíaca, la necesidad de seguir una dieta sin gluten y facilitar toda la información necesaria posibilitará asegurarnos un buen servicio sin riesgos, al mismo tiempo conseguiremos concienciar y sensibilizar al profesional.
  • Si los establecimientos ya cuentan con menús aptos para celíacos, es conveniente advertir con anterioridad de la asistencia de personas celíacas y asegurarnos de las condiciones en las que se ofrecen dichos menús. No todas las ofertas están disponibles en todo momento, en algunos casos solo lo son con previo aviso, por ejemplo en comidas servidas en medios de transporte (tren, avión, cruceros, etc.).

En cualquier caso, a la hora de salir fuera, es aconsejable no solicitar platos muy elaborados o donde es difícil conocer su composición, para evitar en la medida de lo posible riesgos innesarios. Es preferible optar por platos sencillos donde sea fácil contrastar ingredientes y manipulación como carnes o pescados a la plancha, verduras rehogadas, patatas fritas o cocidas, ensaladas, fruta… confirmando que su elaboración y manipulación no supone riesgo de contaminación.