Dieta Sin Gluten

Una vez diagnosticada la enfermedad celíaca, su único tratamiento eficaz es la dieta exenta de gluten, tratamiento que se llevará a cabo de por vida.

Mientras se este llevando esta dieta, las personas celíacas se recuperan de las lesiones de su intestino y desaparecen los síntomas.

El celíaco debe elegir entre excluir o sustituir los alimentos de su dieta.

Es decir, al “excluir” el celíaco elimina el trigo, la cebada, el centeno, la avena, el triticale, el kamut y espelta, así como sus derivados y basa sus comidas en productos naturales y productos frescos que en su origen no contengan gluten: lácteos, carnes, huevos, frutas, verduras, hortalizas, legumbres y cereales permitidos, de forma variada y equilibrada.

El gluten no es una proteína indispensable y se puede sustituir por otras. Al “sustituir” el celíaco consume productos especiales sin gluten que están disponibles en tiendas especializadas. Deben tener precaución con los alimentos elaborados, transformados y/o envasados ya que, al haber sido manipulados, no se tiene garantía de que no hayan sido contaminados.

Hay que tener especial cuidado debido a posibles situaciones que favorecen la ingestión involuntaria de gluten:

  • En muchos productos manufacturados no consta la composición exacta y se han añadido aditivos derivados del trigo.
  • La legislación sobre el etiquetado de los alimentos hace que sea difícil saber con seguridad si un alimento lleva o no gluten, por lo que a veces el celíaco tiene que rechazar un producto que podría consumir y por el contrario podría ingerir productos que no debiera.
  • La contaminación con harina de trigo de los alimentos que originalmente no contienen gluten. (por ejemplo embutidos en los que se usan espesantes a base de trigo).
  • El gluten residual que puede contener el almidón de trigo de algunos productos etiquetados como sin gluten. Algunos fabricantes intentan sustituir la harina de trigo por almidones modificados, en estos casos hay que recordar que los almidones derivados de los cereales “prohibidos”, también lo son.